Para que todo funcione mejor: Hablamos de Eficiencia

atencion-poblacion-015Palma Soriano.- Hay más de un solitario criterio que habla de la concatenación de los sucesos y fenómenos. Yo apuesto por presentarle un ejemplo:

Un ciudadano común tiene un problema. Para resolver la dificultad que le aqueja, se dirige a la empresa, según el caso. No sin sorpresa arriba al lugar, y allí se entera de que la persona que debe atenderlo no está. Entonces su misión en primera instancia es… esperar. Y así lo hace.

Pasan los minutos y finalmente el encargado del asunto asoma su silueta. “Espere un momento, ahora debo terminar algo que dejé en la oficina”. Y envuelto en su sagrado halo continúa su trabajo.

Supongamos que tras otros cuantos segundos infinitos, logra usted llamar la atención de la persona destinada a solucionar su inquietud. Aparece un nuevo obstáculo: “Mire, pero yo de esto no sé, este no es mi campo, no domino esta materia, o cualquiera de las mil y una excusas que su imaginación pudiera crear en este minuto. “

Pero no se ponga así”, vea, el director, el jefe, el administrador, puede ayudarle. “Ahora mismo le digo que lo atienda”. Los hechos se suman cuando le informan que el referido, no está disponible. Y el especialista principal se encuentra fuera del municipio. Lo que se traduce finalmente: el pequeño problema suyo, que acaso se solucionara con una respuesta, una pequeña acción o un trámite, se convierte en un viaje mucho más largo y menos interesante que la vuelta al mundo en ochenta días.

Hablamos de eficiencia. Decimos que en cada organismo o institución prima el pueblo, el cliente, ese otro que aunque no siempre tiene la razón, es razón de ser, esencia y beneficiario de la gestión. Sin embargo, ¿cuánto influimos desde el seno de ese colectivo por ese buen trato, por la eficacia, por la preparación de los trabajadores?. Para mucho más que una respuesta, sino, el trato amable, el consejo oportuno y la solución concreta.

No creo errado el criterio de que todo está unido, relacionado de muchas maneras. Si el deseo es que todo marche mejor, empecemos, pues, por mirarnos por dentro. (Por: Dainiubis Soler Amiot)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Para que todo funcione mejor: Hablamos de Eficiencia

  1. Máximo Guadalupe. dijo:

    Estimada periodista, cuando la economía quede actualizada, cuando ineptos, sean eso y no ineficientes y se juegue en cada jornada el desempleo por su incapacidad; que en el momento que una persona tenga una situación como la que usted la ejemplifica y a donde reclame sea a su oficina de seguros por carta a la la casa matriz o antes la jurisprudencia de arbitrajes o tribunales ,le aseguro que no existirá tantas reclamaciones, otra alternativa es la competencia.
    Usted elige el producto la marca y el lugar que le de garantías por su buena gestión o se marcha a comprar a otro lugar.
    Le cuento una anécdota personal de hace algunos años en Centro Habana,Ciudad de la Habana.
    Al comprar el litro de leche normada de mi hijo, en su interior sin des taparlo se podía ver una cucaracha; sencillamente me dirigí a la unidad policial territorial, presente formalmente una denuncia y se remitió al tribunal municipal . En el acto del juicio oral fueron muchas las personas sancionada inclusive con privación de libertad.
    Es que hay que actuar y no quejarse tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s