Ana Betancourt, cubana: la primera entre todas

ana-betancourt-015Palma Soriano.- “!Ciudadanos aquí todo era esclavo: la cama, la cuna, el color y el sexo. Vosotros queréis destruir la esclavitud de la cuna peleando hasta morir. Habéis destruido la esclavitud del dolor, emancipando al siervo. Llegó el momento de libertar a la mujer!”

Así de enérgica  como estas palabras cargadas de emoción que pronunciara en la Asamblea de Guáimaro, fue la cubana Ana Betancourt,  de estirpe  mambisa y corazón aguerrido. Ana su nombre, Betancourt su apellido, criolla su sangre.

Esta mujer no tuvo otra ilusión en su vida que saberse libre junto a los suyos, por eso se hizo dueña de la manigua para desterrar de las entrañas de Cuba, su Patria, al esclavista opresor.

La rebeldía mambisa hizo encarnación en esta cubana, primera entre todas en alzar su voz por y para la emancipación de la mujer. Primera, en no tener miedo al presidio, ni mucho menos a la muerte. Ana Betancourt no pudo retornar a Cuba, pero sí al corazón de los cubanos quienes nunca le distanciaron.

Hoy su ejemplo de luchadora se materializa en el heroísmo  de las nuevas generaciones de cubanas que tomaron, de sus pasos muchos valores,  y se han convertido en internacionalistas, revolucionarias de  pureza sin límite, en  defensoras de la vida;  educadoras y formadoras de familias;  aguerridas como Ana, la primera entre todas. (Por: Gleidis Sigas Pérez)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s