Bismar un joven invidente de Palma Soriano siempre tiene un motivo para estar feliz

bismar-joven-invidente-015

Palma Soriano.- En Cuba, el 14 de marzo es una fecha importante para el gremio de periodistas.  En 1892,  José Martí, el Héroe Nacional de Cuba, fundó el periódico Patria.

Sin embargo, para Bismar Jardines González ese día pero de 1996 marcaba el comienzo de una historia a medias. Había nacido privado de la visión y fue abandonado por sus padres en el hospital, desde entonces vive en el Hogar de niños sin amparo filial del municipio santiaguero de Palma Soriano.

Allí tiene cuántas madres y padres jamás imaginó. Conviven con él seis niños más, de entre cinco y 18 años de edad, él es el mayor de todos.   A pesar de las circunstancias que le depuso la vida Bismar tiene siempre un motivo para estar feliz.  La voz que escucha detrás de la radio le hace compañía diariamente, es Juanita Quintana.

Disfruta mucho escuchar la radio, nacer el día de la prensa cubana despertó en él afinidad por ese mundo de sonidos, comenta la educadora del centro Tamara Rey Bargas.

“Logré graduarme como técnico  en el  taller de técnica básica agropecuaria en la escuela especial Camilo Cienfuegos de Palma Soriano, me gusta estar actualizado del acontecer de Cuba y del mundo”,. En la ACLIFI ejercito la locución, explica Bismar.

Santiago de Cuba cuenta con un total de cuaro Hogares de niños sin amparo filial y es el de Palma Soriano, el único que existe fuera del  municipio cabecera.  Dieciocho años es el límite de edad para ingresar a la casa, las principales razones de acogida son ser huérfanos y abandonados por sus progenitores.

“Él es mi hermano mayor y el   más querido entre todos los niños pues es muy bueno y le encanta hacernos chistes.  Ah se me olvidaba siempre es el primero en decir las noticias en los matutinos”, señala Yuneysky Despaigne,  uno de los infantes de la casa.  Es una persona sensible, de sentimientos puros, que le gusta que lo quieran y compartir.

“El humanismo en el hogar, hace que perdure el trabajo, porque somos una gran familia”,  expresó la psicopedagoga Olga Lidia Salazar González.

No puede ver, pero comenta a todos que sabe hacia dónde lo conducen.  Doce peldaños recorridos de una angosta escalera, sonidos de ciudad por doquier y una voz familiar que se le acerca,   llaman su atención.

“¡Es Juanita!”,   me dice. Festejará su décimo octavo cumpleaños en el estudio de grabaciones número dos de Radio Baraguá.  Entre sus sueños: convertirse en locutor radial.

Hace poco fui a visitarlo y me sorprendió mucho escuchar que el Estado Cubano le había convertido en realidad parte de sus sueños, hoy vive en una casa junto a su hermana.

Ahora,  solo le resta prepararse mucho y quizás cuando ésta reportera llegue a convertirse en periodista tenga la oportunidad de escuchar su voz conduciendo algún programa en la emisora.

Los Hogares de Niños sin Amparo Filial fueron creados en el año 1984 por el Consejo de Estado. Son centros de asistencia social, donde se les proporciona a los niños, adolescentes y jóvenes condiciones de vida semejantes a las de un hogar.  El gobierno cubano prioriza su atención y los incorpora  posteriormente a la sociedad al llegar a la edad adulta.

El ciento por ciento de estos menores están incorporado a diferentes centros  escolares y laborales, manteniendo seguimiento por los directores de los hogares que son sus tutores legales. (Por: Rachel Ramos, estudiante de periodismo).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s