El plan de Israel: exterminio y hegemonía en Oriente Medio

palestina-bajo-bombas-014Palma Soriano.- Durante la tortura de una mujer venezolana, militante de izquierda con ocho meses de embarazo, el terrorista cubano al servicio de Estados Unidos Luís Posada Carriles, ordenó que le patearan el vientre para “matar esa semilla”.

Ese también fue el propósito de las esterilizaciones masivas en comunidades indígenas de Latinoamérica, llevadas a cabo por el imperialismo en tiempos de la “Alianza para el progreso”, cuando en el Pentágono decían que era más barato matar los Che Guevara antes de nacer.

Tal es el Plan de Israel con Palestina. El francotirador del ejército israelí David Ovadia, se ufana públicamente de matar en un día 13 niños palestinos, mientras un grupo de hinchas sionistas celebran el hecho en las calles de Tel Aviv, cantando: “Mañana no hay escuela, ya no quedan niños en Gaza! Olé, Olé, Olé, Olé.  Gaza es un cementerio.  Muerte a los árabes”.

Pensar que la Liga Árabe fue diligente contra sus hermanos de Libia y Siria, pero le lame las suelas a su enemigo histórico. ¡Nido de sanguijuelas!

Durante esta nueva masacre que ejecuta Israel contra Palestina, la muerte de trescientos niños y muchas mujeres, no es un “daño colateral”, al contrario, es parte clave de plan terrorista israelí: exterminar para robar tierras y recursos e imponer una hegemonía imperialista en la región.

En tres semanas sesenta mil palestinos perdieron sus hogares y 460 mil han sido desplazados. Destruyeron la única planta eléctrica, atacaron ambulancias y bombardearon hospitales. Delitos de lesa humanidad puros y duros. Por algo ese Estado criminal no reconoce la Corte Penal Internacional.

Israel ha ejecutado dos mil ataques aéreos, y movilizó 86 mil efectivos militares en la operación “Margen Protector”, y ha solicitado a Estados Unidos más municiones de su arsenal local con equipamiento valorado en mil millones de dólares.

Al menos diez escuelas, incluidas las que regenta Naciones Unidas, fueron agredidas por la maquinaria bélica judía. Hasta el primero de agosto ha matado más de 1.700 y herido más de 12.000. Datos del ministerio de salud palestino y organizaciones internacionales estiman que 80% de las víctimas son civiles, entre niños, mujeres y ancianos.

Para el gran cartel mediático imperialista, se trata de un conflicto entre Israel y Hamas, ya que éste último lanza cohetes a territorio sionista. Esta falsedad se cae sola a la vista de la verdad histórica: cuando Hamas fue fundada a finales de 1987, Israel llevaba 40 años violentando a Palestina. Obama es culpable de este genocidio, y Ban Ki Moon alcahuete.

En el otro extremo, el del amor, el chavismo mundial exige paz, cese del genocidio y el derecho a un Estado Palestino soberano, con todo su territorio libre del terrorismo global israelita. Para esto hay que desarmar al monstruo sionista.

Repito, en Palestina se decide el futuro de la humanidad. Sólo los pueblos alzados contra el imperialismo la salvarán.  (Por: Idelfonso Finol)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s