¡Nos vestimos de Mundial! Brasil 2014

brasil-futboll-2014Palma Soriano.- Fue en el año 2004. Sudamérica se alzaba con la sede de la Copa Mundial de fútbol. Sin embargo, dos países presentarían candidatura oficial: Brasil y Colombia. Tras retirarse esta última, deja el camino libre para que la FIFA designara de manera oficial a la tierra de la zamba. La verde-amarela como la sede de la cita mundialista.

En La arena Corinthians de Sao Paulo, rodará la Brazuca este 12 de junio. Se verán las caras Brasil y Croacia. De esta forma, se oficializa el regreso de la Copa por segunda vez a la Tierra del Cristo Redentor.  Si son grandes las expectativas del gobierno, tras grandes esfuerzos e inversiones. Mayores aún la de su fanaticada. Que espera que no se repita la historia de 1950. O simplemente la derrota del “Maracanazo”.

El Maracanazo

Era el 16 de julio. 173.850 espectadores reunidos para la gran final. Brasil-Uruguay. En las afueras del Estadio, en el país, todo se encontraba listo. Los principales diarios de Rio de Janeiro ya tenían sus primeras planas impresas celebrando por anticipado el triunfo del equipo local. Carrozas adornadas preparadas para encabezar un auténtico carnaval de festejos.  500 mil camisetas vendidas con la inscripción: Brasil Campeón 1950.

La confianza en la victoria llegaba a tal punto, que a la banda de música presente en el Maracaná no se le entregó una partitura del himno Nacional de Uruguay. Se consideró innecesaria esta acción ante la inminencia del triunfo brasilero. Pero el favoritismo, alcanzó igualmente a las autoridades uruguayas. Antes de comenzar el encuentro, la selección de ese país, recibió la visita de integrantes del cuerpo diplomático de la embajada. El motivo: Que sufrieran una derrota digna, es decir, sin goleada.

Sin embargo, la historia siguió su curso y ocurrió bien distinta. Uruguay venció 2- 1. Juan Alberto Schiaffino y Alcides Edgardo Ghiggia dieron la vuelta a la pretendida condena y proporcionaron a su país, su segundo trofeo. Tras el silbatazo final, la derrota se convirtió en tragedia. Hubo suicidios. Se cancelaron las celebraciones. Llanto. Dolor. Sorpresa, hasta para el propio Presidente de la FIFA de entonces, Jules Rimet, quien se vio solo, sin música, y sin discurso que pronunciar. Solo entregó la copa al capitán del equipo uruguayo. Que sí celebraba su hazaña. Años después Alcides Ghiggia de visita en Brasil pronunció una frase que refleja la repercusión del Maracanazo tanto para Brasil como para el fútbol mundial: “Solo tres personas fuimos capaces de silenciar el Maracaná; el Papa Juan Pablo II, Frank Sinatra y yo”.

A unas horas del mundial, no son pocos brasileños quienes harán votos, para que la historia del “Maracanazo” no se reedite a 50 años del suceso (Por: Dainiubis Soler Amiot)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s