Incansables en el reto cotidiano: Isabel Hechavarría y Niobis González

mujeres palmeras

Niobis González e Isabel Hechavarría (de izquierda a derecha)

Palma Soriano. – Isabel Hechavarría Márquez y Niobis González Silvera son mujeres creadoras de este territorio. La primera, conocedora de los secretos de los campos cañeros. La segunda, hace de la Cultura Física una opción para quienes viven en ese paraje agrícola.  Por demás, incansables en proponer iniciativas favorecedoras para el bienestar de trabajadores azucareros y la población que habita en zonas cañeras.

A Isabel, no le queda chance para el sosiego. Son muchas sus responsabilidades como representante de los productores cañeros del central Dos Ríos en Palma Soriano. Por estos días, da continuidad a una evaluación económica de los contratos de las Unidades Productoras Cañeras, específicamente en la cláusula de daños y perjuicios en cosechas y ventas de caña teniendo en cuenta que parámetros como la normalización, la metrología y el control de la calidad del cultivo no siempre estaban en correspondencia con lo que se pagaba o ganaba. Fue así como toma por referencia a la Unidad Básica Productora Cañera (UBPC) de Hatillo para probar que, en materia de eficiencia económica al trabajo agrícola cañero aquí, le falta mucho más.

Fue entonces que Isabel   con ese inconfundible sello de entereza y vitalidad que le caracteriza, propuso un modelo control al que inserta otros parámetros (costo, pérdidas en cosecha, materias extrañas) en aras de llevar día a día, todo el resultado relacionado con la cosecha y venta de caña de azúcar y comprobar la calidad de este cultivo que va a parar a la industria que la procesa.

Varios meses lleva esta palmera con el seguimiento de su iniciativa que recientemente fue bien acogida en el Evento Técnico municipal del Fórum de Ciencia y Técnica que cada año se realiza en Palma Soriano permitiendo la implementación de la idea en otros lugares del municipio y la provincia Santiago de Cuba.

Por su parte, la licenciada Niobis Jefa de la Cátedra de actividad física comunitaria en el Combinado Deportivo número seis del poblado de Dos Ríos, puso en práctica un sistema de acciones para favorecer de manera creciente la motivación de las personas que viven en esa zona rural hacia las actividades físico-deportivas y recreativas, teniendo en cuenta que, en los últimos años, la participación de los palmeros de alejadas comunidades era casi nula.

Más de 20 opciones puso a disposición de esas personas: juegos de mesa, carreras populares, maratones y otros, logrando incentivar la presencia de palmeros de diferentes generaciones. Detrás de ese resultado, está el empeño y optimismo de la joven Niobis.

Tanto Isabel Hechavarría Márquez como Niobis González Silveira, son mujeres que demuestran su valía, fortaleza, sensibilidad e inteligencia para aportar una gota de sudor más en pos del desarrollo económico y social de su terruño.

Anuncios
Publicado en Sociedad | Deja un comentario

Amor por la vida

DSCF5143

Cinercia de la Rosa

Palma Soriano. – Muchos de los abuelos con los que estos días hemos conversado afirman que la edad se apodera por sorpresa sin sentirla llegar, por eso muy pocos admiten que ya están envejecidos y es que todavía no se está lo suficientemente preparado para transitar por la tercera edad, pero… hay quienes sí, como Cinercia de la Rosa Montejo.

En ese constante ir y venir que la vida nos impone hay que detenerse a pensar cómo llegar a viejos con salud, bienestar y sobre todo, con  mucho optimismo como ese que caracteriza a la señora Cinercia, una palmera que sueña, crece e impregna a su alrededor ese aroma que le caracteriza…

Casi sin darnos cuenta camina un reloj que acelera la experiencia y con ella los años y así  poco a poco nos coloca en un punto que permite una y otra vez volver al pasado. Es la tercera etapa de la vida que también tiene su encanto y aunque hace que encanezca el cuerpo al espíritu no. Así nos comenta esta mujer toda energía y sinceridad.

Sin lugar a dudas, los cubanos o al menos los palmeros, no estamos, conscientemente, preparados para envejecer, o mejor dicho, cuesta aceptarlo, como tal vez un día no lo entendieron los que hoy son ancianos. Solo una permanente juventud sentimental -dice Cinercia de la Rosa- puede salvarnos de que encanezca también el espíritu en ese forzoso declinar de los años por la vida.

Asumir con realismo y mucha alegría las décadas que se han acumulado es importante también para mantener la salud en la tercera edad. Así seremos fuertes como seres humanos y menos vulnerables ante las adversidades que puedan venir. No podemos permitir -aconseja esta palmera- que la experiencia haga mella en lo que queda de vida.

El tiempo, el implacable, hará que mudemos una y otra vez de estaciones, pero ese recorrido hay que hacerlo siempre con la mirada hacia delante, con mucho optimismo y deseos de vivir como los de Cinercia De La Rosa Montejo, una palmera que para nada envejece, todo lo contrario.

Publicado en Sociedad | Deja un comentario